viernes, 20 de julio de 2012

Jabón y detergente

Jabón: Es un cuerpo graso, por lo general sebo de vaca o cualquier otra grasa animal o vegetal generalmente enranciada que se saponifica por medio de una base química, generalmente hidróxido de sodio (soda cáustica)
Detergente: Es un agente líquido o en polvo el cual está elaborado a base de ácido sulfúrico y enzimas que atrapan la suciedad.

Antes del siglo XX la ropa se lavaba con panelas de jabón. Sin embargo, había un problema: éste no se disolvía en aguas "duras" (que tenían carbonato de calcio en disolución)  y dificultaba el lavado, lo cual hacía que debía aplicarse un esfuerzo mayor.
En 1930 aparecieron los primeros detergentes en polvo para lavar la ropa. Éstos tenían la propiedad de facilitar el lavado de la indumentaria independientemente del estado del agua ("blanda" o "dura") o su temperatura (fría o caliente).
Como ambos producen espuma al contacto con el agua se les dice indistinta y coloquialmente "jabón". Sin embargo, el detergente suele ser mucho más fuerte y viene líquido o en polvo. En cambio, el jabón suele generalmente venir sólido aunque también se expende en forma de gel.
Tipos de jabón:

  • Panela: Se utiliza para lavar la ropa a mano (por lo general prendas delicadas o ropa íntima que no puede lavarse en lavadora)
  • De tocador: Se llama también "jabón de baño" o "jabón de olor" debido a su fragancia. Es meramente estético. Generalmente contienen agentes suavizantes para la piel, por lo cual está dirigido a la población femenina.
  • Antibacteriales: Son tabletas sólidas o geles que inhiben la reproducción de bacterias patógenas para evitar la propagación de enfermedades como el cólera, la disentería, amibiasis o incluso la gripe. Contienen como agente activo Irgasan DP-300, que es un antibiótico. También elimina las bacterias que pueden causar mal olor corporal, por lo cual es usado por atletas o en climas calientes donde se suda mucho.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada